Las personas y el planeta: #AñosdeVida

By 17 mayo 2021 Acciones, Noticias
Puedes ver el video en esta misma página haciendo scroll o en este enlace

Una reflexión sobre las personas , el planeta y nuestros residuos.

Uno de los objetivos de Acción Planetaria es la promoción de acciones y actitudes que ayuden a reducir el impacto del hombre sobre el Planeta.

Nuestras acciones colectivas e individuales y tambíen un modelo de desarrollo basado en un crecimiento que crea deterioro al medio ambiente y desigualdades entre territorios y personas suponen un riesgo considerable para nuestro futuro.

La crisis sanitaria de la Covid 19 ha supuesto un toque de atención y el confinamiento y las medidas excepcionales un espacio de reflexión para ver en que situación se encuentra la relación entre hombre y planeta.

Acción Planetaria promueve desde el verano pasado una acción de sensibilización sobre la gestión de los residuos de la pandemia.

covid19.accionplanetaria.org #ContagiaResponsabilidad

Con la presentación de #AñosdeVida queremos ir más allá en nuestro compromiso medioambiental

Una situación insostenible

El plástico es omnipresente, nos acompaña constantemente desde hace varias décadas en todas nuestras actividades, desde el cepillo con el que nos lavamos los dientes después de desayunar en el que usaremos algún utensilio de ese material, pasando por el teclado que utilizamos en nuestro ordenador del trabajo, el embalaje de nuestra cena…

Algunos dicen, con acierto que

“En la actualidad tocamos más al plástico que a los que queremos”

Descubierto, casi por casualidad, sus innegables ventajas de peso, resistencia y economía de fabricación lo hacían candidato a ser el material del futuro.

El plástico se obtiene a partir de materiales fósiles por lo que siempre se ha sabido que el proceso de fabricación podía llegar a ser muy contaminante.

No obstante sus innumerables ventajas siempre han pesado más en la balanza del “mercado global”

Hay muchos tipos de plásticos y la problemática de los mismos es, en algunos casos, específica y muy concreta. Algunos incorporan materiales contaminantes que pueden dañar la salud de las personas, otros tienen procesos de fabricación especiales que contaminan más que el resto pero el principal problema del plástico viene de su principal virtud: SU RESISTENCIA.

Un material que puede ser transparente como un cristal y soportar incluso el impacto de un proyectil (como se publicitaba el plexiglás en los años 50) puede que no sea fácil de reutilizar. A los ingenieros y químicos que descubrieron este material no les encargaron que fuese un residuo fácil de recuperar o reintegrar en el medioambiente.

Después de la segunda mitad del siglo XX la sociedad occidental necesitaba de una rápida recuperación cuyo pilar fue el consumo. Y el combustible de ese consumo fue el petróleo y sus derivados. Lo que trajo más tipos de plástico y derivados, citaremos tan sólo las fibras sintéticas.

Hacia finales de la década de los 80 la industria petroquímica, responsable del plástico se ofrecía a los ojos de las grandes petroleras como una rama de su negocio más rentable y menos expuesta a “injerencias” y “shocks de oferta” que el crudo. Aparece otro de los problemas que tiene el plástico: es la alternativa más BARATA o dicho de forma más técnica, la alternativa con un mejor coste / eficiencia.

Llegados a los primeros años del s XXI tenemos un material muy barato de fabricar, capaz de moldearse con casi cualquier forma y con unas propiedades mecánicas , químicas, de aislamiento simplemente ESPECTACULARES.

Es imposible no querer a un material que permite fabricar todo tipo de mercancías a unos precios mucho más económicos.

Muchas frutas y verduras se ofrecen envasadas en plástico, difícil o inviable de reciclar. Muchas veces es totalmente innecesario y solo responde a necesidades de estandarización de la cadena de suministro.

Además permite solucionar muchas de las fricciones que existían en la cadena de suministro, como la estandarización de packs, porciones, resistencia a patógenos, etc. Hablamos de los envases.

En 1978 Coca Cola decide que las botellas de plástico de un solo uso pueden hacer ahorrar mucho peso, ese peso, combustible para el trasporte y a un precio unitario menor que las botellas de cristal.

El plástico será y es el rey del packaging de conveniencia y de la cultura del USAR y TIRAR.

El plástico hoy en día supone aproximadamente el 80 % de los residuos que generamos y su volumen crece a un ritmo descontrolado.

La demanda crece, la producción para satisfacerla crece y no hemos sabido ni podido dar respuesta a esos residuos. El reciclaje no puede procesar nada más que un pequeño porcentaje de los residuos plásticos y la mayoría acaba en vertederos, incinerado y en el peor de los casos en nuestros mares y océanos.

La campaña #AñosdeVida quiere atraer la atención sobre lo limitado de la vida de muchas especies en la tierra, en nuestro planeta, y como un material creado por el hombre perdura en ella creando problemas que ya se empiezan a notar, especialmente en el ecosistema marino.

Las botellas de plástico son uno de los residuos más comunes y que más proliferan en nuestras ciudades. Muchos acabarán contaminando, la vida media de una botella de PET es de unos 400 años.

IMPORTANTE:

Los datos que aparecen en el video intentan ilustrar la dimensión del problema y no deben ser tomados como una referencia absoluta porque se estaría perdiendo el foco en lo realmente importante: la imposibilidad de gestionar de forma adecuada los residuos.

En 2019 la producción de plástico fue de 368 millones de toneladas, lo que equivaldría a unas 700 producidas cada minuto que es lo que dura la pieza audiovisual.

La vida media de los residuos plásticos depende enormemente de la composición de los mismos y de las condiciones. Muchas de las cifras que podemos encontrar se refieren a la descomposición del plástico en el mar o en los vertederos (destinos más probables).

La cifra de 700 años se ha escogido para poner de relieve el complicado equilibrio cuando lo comparamos con la vida de la vida en la tierra.

Ciertos tipos de plástico como la espuma de poliestireno expandida podrían durar miles de años. La vida media de una botella de agua, como la que seguramente has utilizado hoy, es de unos 400 años.

Juntos lo hacemos posible. ¿Cómo colaborar?

¡Nos gustaría contar con tu apoyo!

Comparte esta información con tus amigos y familiares, tu ayuda en la difusión es muchísimo más importante de lo que crees, cada like, cada follow, cada retweet cuenta.

Si no eres socio y quieres serlo o deseas hacer una donación puedes hacerlo aquí

Escribenos a hello@accionplanetaria.org para lo que quieras,.

Estaremos encantados de oir tu voz (cosa que puedes hacer por WahtsApp dejando una nota de voz).

Deja una respuesta