Acción Planetaria, gracias a sus padrinos, beca estudios superiores a los niños del comedor social de Perú. ¡Os presentamos a nuestros nuevos estudiantes!

El proyecto de la casa comedor reúne mucha energía que con el paso del tiempo se ha transformado en nuevas iniciativas. La idea de becar estudios superiores nació en 2013 gracias a un grupo de voluntarios que, después de conocer el proyecto, decidieron apoyar económicamente a una de las adolescentes que no podía costearse sus estudios profesionales. Madely fue nuestra primera alumna universitaria que empezó a estudiar odontología y este año terminará la carrera, convirtiéndose en la dentista encargada de mantener la salud bucodental de los demás chicos y chicas del comedor. 

La ONG decidió impulsar esta iniciativa y llevar a cabo un proyecto para poder ofrecer esta posibilidad a cualquier niño. De esta manera el salir del comedor no es un final, sino el principio de una oportunidad nueva para convertirse en aquello que soñaron: personas con futuro. Así, a Madely le siguieron Estefany y Evelyn y actualmente tenemos a 7 estudiantes. ¡Os queremos presentar a las 4 nuevas últimas incorporaciones!

JEAN FRANCO tiene 18 años y es colaborador y muy trabajador. Es el menor de dos hermanos y ayuda a su madre porque su padre se marchó cuando eran pequeños. Le gustan los deportes y está estudiando la carrera técnica como mecánico electricista. Su objetivo es desarrollar un proyecto de energía solar en el Comedor de Satipo.

ROSALINDA tiene 17 años y es muy responsable y trabajadora. En el Comedor siempre ha destacado por sus excelentes cualidades artísticas y por su creatividad. Su sueño era dedicarse al mundo de la moda y el diseño, un propósito que a día de hoy ya es una realidad.

ELVA tiene 17 años y es espontánea y muy creativa. Es la mayor de tres hermanas y destaca en la danza y actividades relacionadas con la comunicación, demostrando una gran iniciativa y liderazgo. Quiere dedicarse a la enseñanza y ha iniciado sus estudios en magisterio de educación primaria.

JONATHAN tiene 18 años, es un chico muy humilde y sobre todo responsable, trabajando en el campo para ayudar con los gastos familiares a su madre y tres hermanas. Destaca en cualquier deporte y le entusiasma la cocina con lo que su deseo es convertirse en un gran cheff. Estudia la carrera técnica en cocina y nos chupamos los dedos con sus platos.

Cada niño tiene unos padrinos fijos que garantizan la viabilidad de la iniciativa. Con la aportación mensual y a lo largo de los años del plan académico, estos niños obtendrán su titulación profesional aportando sus conocimientos y experiencia al comedor social y revirtiendo positivamente en proyecto. El estudiante y la ONG nos comprometemos con el cumplimiento en exámenes, notas y asistencia y estamos en comunicación directa con los padrinos enviando información periódica de la evolución de sus estudios.

Estamos muy orgullosos de nuestros niños y de los padrinos que les apoyan. Sin embargo, aún nos queda mucho trabajo por hacer: nuestro objetivo es poder becar a todos los niños y niñas del comedor. ¿Nos ayudas?

Apadrina Becas Solidarias aquí

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”  Mahatma Gandhi