Acción Planetaria tiene su origen en la idea de que toda acción tiene su reacción. Todos nosotros, en nuestro día a día, nos enfrentamos a situaciones de las que podemos sacar el máximo. Pequeñas cosas que, por insignificantes que parezcan, tienen un gran efecto en las personas que nos rodean. Por eso transmitimos el mensaje de la solidaridad, el de las cadenas solidarias y el de realizar acciones planetarias que mejoren nuestro planeta.

Una acción planetaria puede ser tan sencilla como saludar a tu vecino por la mañana, hacer voluntariado en tu barrio o ayudar a una persona mayor a cruzar la calle. Es una buena acción que expandirá su fuerza más allá y creará nuevas acciones plantando la semilla de la solidaridad en la mente del otro. Todos juntos podemos realizar acciones planetarias y hacer un mundo mejor.

Hay muchos ejemplos de personas que ya se han sumado al movimiento planetario y están realizando sus acciones planetarias: nuestros voluntarios son un gran ejemplo. Es tomar consciencia de todo lo positivo que hacemos, de la fuerza que tenemos dentro de nosotros.

Hoy os presentamos a Ona, una pequeña paciente de la Clínica Les 1001 Dents a la que acude con toda su familia. Tratarse en Les 1001 Dents ya es una acción planetaria de por sí pues un % de cada tratamiento se destina al funcionamiento de la Clínica Solidaria de Acción Planetaria que atiende a personas sin recursos. Pero Ona no se quedó aquí y fue más lejos. Cuando a su clase de 4º de primaria le tocó trabajar la labor de las ONG en motivo de la semana de la paz, no dudó en presentar el trabajo que hacemos en Acción Planetaria junto con nuestros voluntarios y voluntarias.

Muchas gracias Ona por transmitir desde pequeñita los valores de la solidaridad y la responsabilidad a tus compañeros, ¡sigue así! Os dejamos su trabajo 🙂

Si tú también has realizado una acción planetaria que quieras contarnos, escríbenos a hello@accionplanetaria.org ¡Impulsemos el movimiento!