La India, un país de olores, sabores y tradiciones tan distintos y llamativos. Un país que dejó de ser extraño para convertirse en un lugar de encuentro y autoregeneración. Nada como vivir unos días en el Ashram Parmarth Niketan y trabajar con Divine Shakti Foundation para respirar el más puro sentir de la India.

¿Qué hacemos?

  • Atención dental en escuelas y orfanatos de Rishikesh
  • Participación en la vida cotidiana del Ashram
  • Ceremonias hinduistas como el Ganga Aarti
  • Yoga para calmar el cuerpo después de un largo día de trabajo y purificar cuerpo y alma
  • Paradas obligatorias como el Taj Mahal y el Templo Sij de Delhi